LA MEMORIA, una mirada sobre la película Black Earth Rising (¿Tierra Negra que se levanta?)

Un genocidio que tuvo lugar en 1994 en Ruanda, de la etnia hutu contra la tutsi, está considerado la peor de la historia en cuanto a tiempo y número de víctimas (cerca de un millón de muertos en tres meses). Hugo Blick (conocido por la miniseries The Shadow Line y La Mujer Honorable) nos invita a transitar una historia que combina muchos condimentos: suspenso, crítica social, hechos y personajes históricos y un corredor dramático que atrapa al espectador cuando el puzzle empieza a tomar forma.

Serie presente hoy en Netflix,  con dos maravillosos actores, que convierten sus apariciones en clases magistrales de actuación. Son ellos el histórico y galardonado John Goodman y Michaela Coel, que cuando coinciden en escenas atrapan e hipnotizan. La actriz comenta que tomó consciencia de esta matanza al ser convocada para la película, y se nota que lo llevó a su actuación, como una búsqueda de todo su ser de retazos que van apareciendo progresivamente y rescatan una memoria perdida por el tremendo dolor que generó.

Hay un trasfondo tan presente en todo el mundo, y algo que en la Argentina trae ya mucho tiempo, el ceder tierras a las mineras, para su saqueo, devastación y contaminación terrible. Bastaría ver como carecemos de información gracias a la pandemia, del trabajo silencioso que vienen generando estos poderes, con gobierno nacionales y provinciales prestos a realizar arreglos, nunca convenientes para el país. No debería sorprendernos los asesinatos, sobornos y persecuciones que mueven estos intereses…la plata que se juega es mucha…y muchos grandes capitales no tienen tan buenos modales.

Dos joyitas que suman a esta valiosa obra de arte, la voz de Leonard Cohen en la banda de la película, más el aporte de Nina Simone, The National, Jeanne Lee, Lou Reed y la animación de dibujos en blanco y negro para las escenas más duras.

La tierra negra se levanta, y deja al descubierto los cadáveres que llaman a nuestra memoria, quedan al descubierto los intereses oscuros y despiadados de los colonizadores, queda al descubierto la violencia sufrida y luego incorporada y ejercida por algunas de las víctimas africanas…en fin, nada queda fuera de una película que no pretende para nada ser un panfleto…y que nos invita a un viaje al fin de la noche humana…sin sedantes.

Deja un comentario

Desarrollo Web Efemosse
WhatsApp chat