CADENA DE CODICIA

CADENA DE CODICIA
 
Es más fácil culpar al afuera, a los otros, a la manipulación, que ser conscientes de nuestros errores. No digo que no haya manipulación en muchas estrategias, pero en contra de aquellas teorías que nos terminan declarando cajas negras, cualquier estrategia debe siempre en algo, contar con nosotros. Y entonces lo interesante es que cuando caemos en errores, éstos nos sirvan para aprender y revisar nuestros móviles. ¿De qué habla este tipo, dirá Ud.? Y si, de las distintas cadenas que consciente o inconscientemente  terminan siendo estafa. De los benditos sistemas piramidales de estafa.  De las cadenas actuales vestidas de espiritualidad , amor y solidaridad de género, donde se regala la plata. ¿De qué regalo me hablan? ¿Qué espiritualidad es esa? ¿Cómo creen que ha de reemplazar al bendito dios mercado? No surgen en cualquier momento, su originalidad actual es el revestimiento espiritual. Solo la codicia puede aceptar no ver lo que significan. Nuestra estupidez nos ciega en la vida de tantas maneras… No importa para que lo utilice, hay reglas que son matemáticas, «regalo» unos pesos o dólares, que a alguien le costaron algún trabajo y obtengo bastante, para irme a Disney o a la India . ¿Importa si alguno se quedan sin regalos? Porque para que alguien de la nada tenga ganancias, otros se joden en bien de la causa. Todo bien armado, en estos tiempos donde somos todos espirituosos, el maquillaje alcanza…y sobre todo para el que está cerca de la cúspide de la pirámide.
No es solo ese afuera tentador recubierto con buenas ondas el que logra su amplia reproducción, es el motor que en definitiva anima estos emprendimientos. La codicia.  Nuestra codicia de cada día, en tiempos donde la plata trabaja la plata. La que busca excusas frente a lo inmoral. Cuando ya no alcanza la solidaridad de género para explicar, cuando ya no resulta hablar de regalos, ni de elementos y la bendita abundancia, pues entonces funciona el comentar los casos de viajes realizados, de compras soñadas, etc.
 De los fanáticos pienso dos cosas: existen aquellos que saben que deben defender estos sistemas por su negocio o aquellos que lo defienden para no quedar al descubierto en su falsa ilusión. Porque son las falsas ilusiones las que nos dan la ilusión de ser y pertenecer.
Si Ud. no quiere saber nada de matemática, por lo menos siéntese y póngase una mano en el corazón…y pregúntese: ¿puede un sistema como este ser honesto?

Deja un comentario

Desarrollo Web Efemosse
WhatsApp chat