ACIDEZ DE MIÉRCOLE EN DÍA JUEVES

LOS MISERABLES

Berretolandia, como dice el economista Melconian, en eso nos hemos convertido. Y lo que era trágico lamentablemente se empieza a convertir en paso de comedia. En época de elecciones la política se vuelve ridícula, los espejos más pobres y estúpidos en los que podemos vernos. No me cabe duda que habrá gente aún justificando a uno o a otro club, pero ya solo una religiosidad fanática puede seguir justificando tanta mentira. Cuando todo es tan pobre que ya no se cae una idea lo único que queda es la chicana, tapar todo con la excusa de culpar al otro. Las polarizaciones son el único lamentable negocio que queda. Y no es que nosotros estemos eximidos de todo, aún con otra responsabilidad hemos ido construyendo estas miserables propuestas y estos miserables candidatos. ¿No son todos? Seguro, pero hay mucho contagio, y es difícil que alguien no quiera parecerse. ¿Desde dónde construimos estas escenas que nos cuesta ver?…desde el votar al menos malo, desde el votar en contra de…desde considerar que el voto en blanco no es patriótico…y desde el miedo o la esperanza…y muchas trampas más, en las que caemos para no ver. Y frente a la famosa frase «si hay miseria que no se note» tal vez sea lo primero ver…y aceptar que somos Berretolandia. Es un buen punto de partida.

Deja un comentario

Desarrollo Web Efemosse
WhatsApp chat