ACIDEZ DE MIÉRCOLE

DE PARTIDOS, VACUNAS Y POLARIZACIONES

Como surgió el “movimiento antivacunas” que pone en riesgo a toda la  comunidad | Tiempo Fueguino

La guerra de «vacunas si» o «vacunas no», no empezó hoy, pero en el país del todo vale, viene bien seguir polarizando. Cada uno con su argumento e intereses encuentra en su perspectiva pro o contra la posibilidad de enfrentar y de fortalecer su posición destruyendo al otro. Guerra santa al fin. Todo sirve, argumentos científicos, pseudo científicos, estadísticas, o simplemente banderas que apelan siempre al destierro de todo argumento que se opone. ¿Quién escucha a un oponente? Podríamos encontrar muchas cosas de las que desconfiar de lo que no se dice desde cada posición , uso partidista en pos de la panacea de las vacunas, negociaciones oscuras con los laboratorios, alcances dudosos, contradicciones que dan lugar al fútbol pero cierran todo lo otro, etc. Pero es claro: no se puede dudar de las vacunas y en esta guerra, los infieles deben ser encarcelados, acorralados y acusados de asesinos. Del otro lado uno escucha argumentos como el invento de la pandemia, el rechazo total de los cuidados y la negación de una realidad que ha ido cercándonos con muerte y desesperación. El tema entonces no es profundizar en debates, es acomodarse en posturas fijas y pensar que el enemigo nada tiene por decir, y solo esgrime la mentira y la manipulación. Así, si uno llega a dudar de la eficacia de las vacunas, si, digo dudar…será acusado poco más de terrorista, insensible y tal vez con el tiempo deberá vivir una suerte de destierro. ¿La Ciencia es infalible?

Si uno piensa que hay un virus tan inteligente que poco sabemos de él y solo hay breves certezas, se convierte poco menos que en un provocador y desestabilizador. Pero la lucha de dogmas no admite dudas y radicaliza las posiciones, es si o no…no hay tal vez.

Hubo un potente eclipse, total de Luna en Sagitario, el signo de las creencias, que nos desafía a despojarnos de las creencias absolutas, las de la verdad única y a abrirnos a la pluralidad de verdades. En un país que abunda y se excede en la polarización, sostenida desde el fanatismo…

¿Será posible desarrollar un pensamiento complejo que pueda sostener las contradicciones?

¿Será posible dudar y dejar en suspenso los argumentos aparentemente inamovibles?

La polarización es siempre negocio en estas luchas, por ejemplo en el votar, …¿Quién vota a favor de un programa de gobierno? El tema es votar en contra de alguien…y los políticos saben que esto es negocio.

Empecemos por nosotros, empecemos a salir de este juego nefasto donde todos perdemos. Hay vida más allá de las polarizaciones.

Deja un comentario

Desarrollo Web Efemosse
WhatsApp chat